Super Ardilla Voladora

Se sabe que una caída de una considerable cantidad de metros de altura provocaría la muerte inmediata de la persona que sufrió ese accidente, y si de milagro sobrevive, podría terminar con algún hueso severamente fracturado o en crítico estado de coma, por lo que las personas que trabajan como trapecistas en los circos o de equilibristas o cualquier acto que involucre estar a una considerable altura del suelo, diario tienen que lidiar con ese riesgo de muerte en caso de que algo salga mal en el acto.

Y no faltan los intrépidos, a los cuáles, les gusta ser intrépidos de profesión y les gusta poner su vida en peligro y, en parte con la intención de ganar fama, hacen cosas peligrosas como trepar un edificio como si fuera araña y sin protección alguna.

Y los animales no se quedan atrás cuando se hace referencia a lo intrépido.

Resulta que ésta pequeña ardillita, no voladora, se encontraba a una altura de 21 pisos, caminando en el barandal, como que tenía la intención de bajarse, pero en ese momento, como que decidió como que era tiempo de irse al techo por lo que trepó la pared, pero lo que hizo nadie se lo esperaba: Sintió probablemente que le daba flojera bajar por las escaleras para llegar hasta abajo, por lo que, sin pensarlo, se aventó desde ese techo hasta que cayó al árbol que estaba abajo: Causando la tremenda impresión de las personas que estaban grabando todo y viendo todo.

Pero ahí no acaba la sorpresa, al final del video se ve un animal caminando que, aparentemente, era la ardillita intrépida: Tuvo suerte de haber sobrevivido a tremenda hazaña.

Deja un Comentario