Sorpresa Comiendo Tocino

Cuando a una persona le encanta mucho el comer carne, sin duda alguna, no podría rechazar una invitación para comer tocino, ya sea como convivencia, para una prueba o una competencia de comida, porque aparte de satisfacer el estómago hay premios, especialmente monetarios: A la mayoría del mundo le encanta el tocino: Muchos son obsesionados con ésta comida y con todo lo relacionado con la carne; se les hace imposible vivir sin el consumo de esto.

En ésta ocasión, se les invitó a unas personas que adoran el tocino a una prueba relacionada a éste alimento, pero se iban a llevar una muy inesperada sorpresa.

Todo inició con unos pequeños comentarios de parte de los principiantes, uno diciendo que la prueba de tocino, a la cual, fue invitado espera que sea verídica que porque se iba a enojar; los otros comentarios eran de que a todo mundo le encanta el tocino.

Y cuando finalmente estaban listos para disfrutar de su prueba deleitando su paladar con un poco de tocino se llevaron una grata sorpresa: Les brindaron la oportunidad de conocer a un puerquito bebe por primera vez y, no sólo eso, sino que los organizadores les pusieron al pequeño bebé en los brazos de cada uno de los participantes.

Todos se quedaron bastante sorprendidos porque, esperaban tocino cocido y se toparon con el animal que matan (ya que está muy gordo) para hacer uno de sus platillos favoritos.

Nadie se pudo resistir a la ternura del pequeño animalito y cada participante lo abrazó de una manera suave, como si tuvieran a un bebé humano en sus brazos.

Creo que, después de ésta prueba, si no lo hacen de manera permanente, al menos le bajarán al consumo del tocino.

Deja un Comentario