Perrita al Volante

Uno de las cosas que más les encantan a los niños son los carros electrónicos porque, desde chicos que les toca ver cómo sus papás los llevan a todos lados, pues les nace ese gusto por querer manejar, pero como aún son muy chicos para, incluso, tener un permiso de conducir pues la única alternativa es uno de éstos carros electrónicos, que actualmente hacen cualquier tipo de carro en tamaño adecuado para el carro para niños por lo que, a su corta edad, ya pueden decir que manejan un carro último modelo.

Como antes mencionado, muchos de estos carros son para dos personas, aunque también hay para cuatro, y no cualquiera puede subirse al vehículo porque tienen un límite de peso, ya que si se excede se puede romper el vehículo.

Mientras no se supere el peso permitido, cualquiera puede subirse a manejarlo, incluso si quieres subir a la mascota es posible.

Resulta que, ésta señora le compró un carrito electrónico a su niño chiquito, pero también intentó subir a su pequeña perrita al carro y le encantó tanto que ella pidió usar el volante y así fue: Mientras el niño chiquito iba de copiloto la perrita se encontraba detrás del volante.

Uno se preguntará ¿Quién acelera? Ahí no hay mucha sorpresa ya que la dama es la que controla la aceleración del auto con un control remoto que ella tiene. Pero aún asi, la perrita controlaba el volante y se ve que los dos se dieron una buena divertida.

Se ve que la perrita conduce bien: Mucho mejor que muchas personas.

Deja un Comentario