Peaton hace justicia en Pakistan

Peaton hace justicia en Pakistan, y es que desafortunadamente la inseguridad es algo que nunca va a desaparecer porque,  todo mundo sabe que la gente que hace actos delictivos es porque no tiene un trabajo fijo y tiene muchas necesidades que, en carácter de desesperación, la gente se ve obligada a robar cosas o a asaltar gente, claro que no se justifica porque si te atrapan y le dices eso al juez, de todos modos te meten a la cárcel. Aunque otros abusan y, teniendo la oportunidad de trabajar mejor roban porque, es un camino más sencillo que el de trabajar duro.

Algunos se dedican a hacer crímenes simples, como robar tiendas o asaltar personas, por lo que no necesitan planear mucho, ya que sólo tendrían que ver que no haya una autoridad cerca, pero ya la gente que tiene la intención de dar un golpe más fuerte, como un asalto a un banco pues ya requiere un poco de más planeación.

Pero, en cuanto a los crímenes pequeños no sólo hay que tener en cuenta si hay autoridades cerca, que recuerden que el karma a veces puede cobrar justicia de manera rápida.

Y es que estaba todo tranquilo en una calle en Pakistán cuando dos señores que montaban en una moto circulaban e incluso obligaron a que una camioneta se detuviera, y uno se bajó  y de manera tranquila se acercó a un carro a quitarle uno de los espejos, e inmediatamente se acercó a su amigo que estaba en la moto para irse tranquilamente con el objeto robado, pero antes de agarrar velocidad se acercó de la nada un señor y bajó de la moto al que agarró el espejo, inmediatamente se acercó mucha gente para ver qué había sucedido.

Probablemente entre ellos unos policías. Pero ésta vez la justicia la hizo un peatón.

Deja un Comentario