Nunca le Robes a una Estatua

Aunque es algo que no se debe hacer, existe un gran número de personas que se dedican a robar, desde gente muy humilde hasta políticos con altos mandos que se roban millones que eran destinados para obras o cosas así. Aunque no es justificable al 100%, se sabe que algunos lo hacen porque no tienen un trabajo y, debido a que tienen una familia que mantener, le roban a la gente, a algunos que ya los han estado vigilando les roban fuertes cantidades de dinero o artículos costosos, y a los que se topan en el camino terminan robándoles el celular o el dinero que traen.

Los lugares que más terminan siendo objeto de robo son los bancos o las pequeñas tienditas de autoservicio, y cuando no están muy bien armados, recurren a recursos considerados de los más bajos como robarle a instituciones de beneficencia, la iglesia, al transporte público o incluso a los que piden dinero en la calle.

Bien dicen que la vida te da sorpresas, y en algunos casos muy dolorosas.

Resulta que en la ciudad de Nueva York, afuera del McDonald’s en Times Square, se encontraba uno de esos artistas de la calle, que están como estátuas y hacen una pequeña rutina o incluso se quedan quietos y delante de ellos tienen una caja pidiendo el apoyo monetario de la gente. Pues resulta que un chavo de tez negra que le ocurrió que sería fácil robarle el dinero a éste artista de la calle y cuando se agachó a tomar el dinero el artista, que estaba delante de él, se percató del crimen y le soltó tremenda patada en la cara lo que ocasionó que éste cayera mareado.

De robar mejor actuar o pedir en la calle.

Deja un Comentario