Jugada de Fantasia en Bowling

Cuando uno piensa en el boliche, generalmente, la mayoría lo considera como una diversión que, muy de vez en cuando, lo hacen: No es algo fácil de hacer porque, para hacer chuzas, hay que tener la técnica adecuada para hacer que la pelota llegue al final de la pista y derribar todos los pinos posibles. Para los niños, y algunos que no son buenos en eso, hay la posibilidad de poner cojines al lado de la pista para que no manden todos sus tiros a los canales.

Probablemente como pasatiempo es aburrido pero, al igual que en otros deportes, ya cuando se habla de las personas que son profesionales en esto (porque es un deporte incluso que es incluido en juegos panamericanos y, aparte, hay torneos para la gente experta) existe las cosas de fantasía que son consideradas muy espectaculares, que son aquellas jugadas que, difícilmente, las verás hacer en una partida oficial de boliche.

Y, lo que hizo éste hombre en una pista de boliche, creo que la palabras espectaculares e impresionantes quedan cortas.

Resulta que, en la pista, estaban al fondo los 10 pinos de costumbre y en el trayecto estaban un pino un poco cargado a la derecha y, más adelante, uno al lado izquierdo y la fantasía fue que una bola le dio muchos giros y ésta fue avanzando lentamente hasta el final mientras que otra la lanzó, como de costumbre, y derribó ocho pinos.

¿Qué fue lo espectacular? Que con el efecto de la bola que estaba avanzando lentamente y pasó por el lado derecho del primer pino para luego pasar por el lado izquierdo del otro y, finalmente, derribar los últimos dos pinos que quedaban.

Deja un Comentario