Gato se Roba un Tigre

Cuando nos enteramos de que se cometió un robo de cualquier modo nos causa tremenda indignación pero, nos causa más coraje cuando nosotros fuimos la víctima, el principal coraje es que nos roban algo que nos costó mucho trabajo para poderlo comprar y la persona ratera, en vez de trabajar por algo como todos los demás, escoge el camino sencillo y deciden tomar lo que no es suyo, principalmente por la razón de que no tienen trabajo y tienen una familia que mantener, pero aun así, si te atrapan robando y das esa justificación no te salvará de la cárcel.

Pero hay algunas creaturas que, sin intención o de manera inocente, cometen crímenes que no son considerados graves y que no tienen daños severos y se arregla siempre y cuando se devuelva lo que se tomó prestado sin permiso.

Y en ésta ocasión, el criminal fue un lindo gatito.

Resulta que éste tierno minino, todo parece indicar que tenía ganas de tener un peluche nuevo con el cual poder jugar y se percató que había un lindo peluche de un tigre en el patio de un vecino. Por lo que decidió ir por él, tomarlo por el hocico y retirarse del lugar para irse a su escondite secreto y así lo hizo: Brincó una barda, fue por el tigre, regresó al brincar de nuevo la barda, cruzo la calle, caminó un poco y se fue hacia unos arbustos para estar con su nuevo peluchito y, ya en el jardín, se acostó e incluso le dio un abrazo.

Si se encariña con el tigre a ver cómo le hacen para poder devolvérselo a su dueño original, no habrá otra más que comprarle otro tigrito.

Deja un Comentario