El Gato Pirata

No cabe duda que en Octubre llega una de las épocas que más esperan los niños a lo largo del año, sólo por detrás de la navidad, y es el Halloween: Porque, para los niños, es emocionante y muy divertido disfrazarse de algún personaje (en la mayoría de los casos, de miedo) con la intención de salir a la calle para pedir dulces: En la mayoría de los casos los niños regresan a su casa con un increíble motín muy grande de dulces.

No sólo para los niños, también adolescentes y adultos esperan ésta fecha, desafortunadamente los primeros mencionados es para hacer vandalismo de arrojar cosas a las casas, como huevos o papel sanitario. Mientras que otros adolescentes y adultos van a fiestas y también les toca disfrazarse para la ocasión.

Y hablando de disfrazarse, y volviendo al tema de los niños que salen a pedir dulces, parece que no sólo los niños son los que terminan disfrazados.

Resulta que a alguien se le ocurrió vestir a su gatito de color miel de cara al Halloween aparentemente y, la idea, fue caracterizarlo de pirata, pero no fue un traje como para gato, sino que sólo estaba vestido de la parte de adelante: Para dar la apariencia de que era un humano vestido de pirata y con cabeza de gato y fue un éxito porque, cuando caminó el minino, parecía que era un pirata caminando. Sin embargo, el gato no se veía muy contento con su traje e incluso intentó sacudirse su sombrerito de pirata.

A pesar de todo, fue un muy bien disfraz, en Halloween le irá bien si va a pedir dulces.

Deja un Comentario