Cuidado cuanto te quedes dormido

Cuidado cuanto te quedes dormido, y es que dormir, además de una necesidad del ser humano por el hecho de descansar para poder recargar las energías para el día siguiente, es también un placer, pero desafortunadamente no todos duermen el mismo número de horas: Siendo bebé duermes casi todo el día ya que sólo te despertabas para comer y, conforme vas creciendo, poco a poco duermes menos porque ya de niño duermes entre 8 y 10 horas, y cuando se va creciendo las horas también van disminuyendo especialmente por deberes.

Aunque no se comienza a dormir menos sólo por razones de trabajo o de escuela sino también por las salidas nocturnas ya que, si uno se desvela lo normal es que al día siguiente te levantes muy tarde, pero cuando tienes un reloj biológico que te hace levantarte el mismo día todos los días terminarás durmiendo muy pocas horas y el resto del día tendrás sueño.

Y, por supuesto, no en todos los lugares se puede dormir, en la escuela por ejemplo está prohibido dormirse en clase, especialmente porque es una falta de respeto para el docente que imparte la lección.

Lo más recomendable es dormir acostado o sentado porque hay posiciones en las que no es prudente dormirse: Un claro ejemplo nos lo da uno de los protagonistas del siguiente video.Resulta que unas 3 marmotas se encontraban tranquilas, 2 despiertas y 1 dormida, pero a ésta se le ocurrió agarrar sueño un poco sentada y con la cabeza apoyada en el suelo y se encontraban en unas rocas pero la dormilona se movió de más hacia adelante y, de manera accidental, dió una maroma y fue a dar al suelo.

A la próxima que se duerma de ladito.

Deja un Comentario