Cuando tu mama carga a un lagarto

Cuando tu mama carga a un lagarto, y es que cuando una familia va al zoológico, en la mayoría de ellos existe una sección de animales exóticos en las que las personas se acercan a un lugar a ver un show de esos animalitos de la selva que son considerados peligrosos, pero como ahí en el lugar hay gente profesional y con experiencia interactuando con ese tipo de animales, no hay problema alguno a la hora de mostrárselos a los visitantes a la hora de la función, y en una parte del evento el empleado invita a unos miembros del público a acercarse a conocer a éstos animalitos.

Conocer no basta sólo acercarse a mirarlo, sino que también la gente tiene la oportunidad de tocarlos e incluso cargarlos para poder fotografiarse con ellos, cosa que a muchas personas les encanta, sobre todo si les gusta interactuar con animalitos y son aquellos que les gusta mucho tomarse fotos.

Pero no a todos les da mucho gusto interactuar con éste tipo de animales.

Resulta que, en ésta ocasión, una señora fue la “afortunada” en ser la que iba a cargar a uno de esos animales exóticos salvajes, que en éste caso era un pequeño caimán, o cocodrilo, que no resultaba ningún peligro porque tenía la boca amarrada, la idea era que lo cargara para que su marido le tomara una foto, pero ésta señora mostró muchísimo miedo a la hora de querer cargarlo, creyendo que iba a reaccionar mal, a lo que el encargado le dijo que lo cargara y que él iba a estar cerca.

Pero cuando el empleado se alejó ella inmediatamente le dijo que estuviera cerca que no quería ninguna foto.

Casi no mostró mucho miedo siendo la señora, siendo sarcásticos.

Deja un Comentario