Como no compartir una cama

Quieres saber como no compartir una cama, y es que cuando tienes un par de mascotas, lo más conveniente va a ser que cada animalito tenga lo suyo: Sus propios tazones de comida, y especialmente, su propio lugar donde dormir, porque podría generar un poquito de conflicto entre las mascotas, especialmente si se trata de distintas especies de animales, y peor si se trata de un animal que puede comerse a otro. Y a lo largo de la historia se sabe que un roedor y un gato no terminarían siendo muy buenos amigos.

Y aquí está la perfecta muestra de que si se trata de éstos animales, mejor tenerlos distanciados y cada quien su espacio.

Resulta que, aparentemente, éste gato ya había encontrado un lugar apropiado en el que, ya sea si es para dormir por toda la noche, o simplemente un lugar en el que se pueda recostar y relajarse, pero cuando se disponía a llegar a su lugar de confort, había un invitado incómodo en su lugar.

Resulta que un conejillo de indias se le adelantó al gatito y se instaló en su lugar para recostarse, cosa que le incomodó bastante porque, por más que intentaba acomodarse, el hecho de que estaba el pequeño roedor ahí acostado provocó que le fuera imposible hacerlo y comenzó a desesperarse tanto que movía la cabeza de un lado a otro, probó varias alternativas, como intentar moverlo o acostarse encima de él, pero todo fue en vano, incluso hasta el final, y siguió aumentando su desesperación que movía mucho con las patitas levantadas.

Mala suerte gatito, mejor busca otro lugar donde acostarte.

Deja un Comentario